Matteo Salas, chef de Áperi, se dio a la tarea de hacer una curaduría de platillos tradicionales mexicanos, mostrando siempre un profundo respeto por los procesos milenarios – y dotándolos de una dimensión innovadora que hace de JACINTO 1930 una auténtica propuesta de alta cocina mexicana.

El chef Israel Loyola, de origen oaxaqueño, es quien colabora con el chef italo-mexicano Matteo Salas, para incorporar a la propuesta sus conocimientos de esta cocina, así como algunos de los ingredientes más representativos de su región. Y es la pasión de ambos chefs lo que queda plasmado en un menú que celebra la diversidad cultural de nuestro país.

Matteo Salas, chef de Áperi, se dio a la tarea de hacer una curaduría de platillos tradicionales mexicanos, mostrando siempre un profundo respeto por los procesos milenarios – y dotándolos de una dimensión innovadora que hace de JACINTO 1930 una auténtica propuesta de alta cocina mexicana.

 

El chef Israel Loyola, de origen oaxaqueño, es quien colabora con el chef italo-mexicano Matteo Salas, para incorporar a la propuesta sus conocimientos de esta cocina, así como algunos de los ingredientes más representativos de su región. Y es la pasión de ambos chefs lo que queda plasmado en un menú que celebra la diversidad cultural de nuestro país.